Principios de negociación armónica. Desde Leonardo hasta Scott.

Share this

Efecto Marea en sesiones de trading

En la entrada titulada «Extensiones de Fibonacci, incertidumbre y refuerzo«, se describe la serie descubierta por Leonardo de Pisa, más conocido por Fibonacci. Pero, ¿por qué estudiar una mera serie exponencial puramente matemática para negociar las variaciones de precios que sufren los activos?

Si vives en Europa y trabajas, tu horario de trabajo coincide con el horario de apertura de los principales mercados financieros. O mejor dicho con el solapamiento de Reino Unido, Europa y Estados Unidos. Si ignoramos los picos de la sesión Asiática, es entre las 10:00AM y las 17:00PM CET cuando vale la pena operar las principales divisas (euro, dólar, yen…). En estos casos, la actividad de trading, si operas intradía, la realizas justo en los horarios de finalización y cierre de los principales mercados financieros; por lo que la mayor parte de la actividad financiera ya ha sido realizada y los operadores se retiran.

A priori se podría pensar que esto supone un estancamiento de las negociaciones y una consolidación de los precios hasta la siguiente sesión, un cese de los movimientos de precios. Pero lo que se observa es que se produce un retroceso de los precios paulatino, continúa la actividad. En términos prácticos, si la tendencia intra-día era ascendente, de repente ésta se invierte muchas veces de forma drástica; por lo que si se opera pensando en términos de tendencia, en estas horas suelen observar movimientos contrarios.

En cuanto a mí, mis estrategias funcionaban como un reloj durante la sesión, pero no eran tan fiables al final de las sesiones, dado que en una hora determinada  el momento se invertía y tenía que replantear toda la estructura de precios e invalidar la preliminar, necesitando cerrar operaciones y abrir nuevas en sentido contrario.

Anteriormente había estudiado y puesto en práctica las obras de L.A. Little sobre la determinación de tendencias y de Bob Volman sobre estructuras de precios; intercambiando incluso algún e-mail con éste último. Por ese motivo, recordando algunas de las referencias de mi amigo y trader Carlos Valverde a Richard Demille Wyckoff, en referencia al perfeccionamiento de la teoría de ondas de Ralph Nelson Elliott; empecé un estudio del sistema de Wickoff. Fuera por su caracterización más categórica, fuera por otro motivo; al igual que me sucedió con la teoría de Elliott cuando estaba en la facultad de Empresariales, no encontré de mi gusto la forma de analizar los mercados. El libro «Trades About to Happen», de David H. Weis sobre el método Wickoff fue el último que leí sobre el tema, el cual por otro lado describía un sistema de trading bastante parecido al que yo ya seguía en ese momento.

Al tener una forma de pensar muy numérica, mis sistemas deben de ser reproducibles mediante codificación algorítmica para que les dé validez. El sistema actual que utilizo tiene menos de un pip de margen de error; esto es, lo cierro si el precio excede en un solo pip mi nivel de entrada. Esto significa que la entrada es extremadamente precisa o se invalida. Veamos un ejemplo:

Compra con stop loss y take profit.

Si quisiera comprar en el nivel de la línea horizontal verde, el stop loss lo pondría donde está la línea roja (justo abajo) y el take profit en un punto superior. En el ejemplo la línea azul. Si no consigo realizar mis operaciones sin que el stop loss no se active, entonces no utilizaría esa técnica hasta perfeccionarla más y poder operar con niveles muy bajos de stop loss.

Análisis armónico de precios

Como comencé a explicar en el artículo mencionado, «Extensiones de Fibonacci, incertidumbre y refuerzo«, las ratios primaras de fibonacci son las siguientes:

  • 1  (\(\frac{N}{N}\) )
  • 0 (\(N-N\) o \(\frac{0}{N}\))
  • 1.618 (\(\phi\) o «ratio de oro»), división de dos números consecutivos de la serie de Fibonacci (\(\frac{N_i}{N_{i-1}}\))
  • 0.618, inversa de \(\phi\), resultado de dividir dos números consecutivos a la inversa (\(\frac{N_{i-1}}{N_i}\)).
  • 0.382 (\(0.618^2\))
  • 0.786 (\(\sqrt{0.618}\))
  • 1.27 (\(\sqrt{1.618}\))
  • 2.24 (\(1.618 + \frac{1}{1.618}\)) o \(\phi +\frac{1}{\phi}\)
  • 2.618 (\(\frac{N_i}{N_{i-2}}\))

Otros números complementarios y auxiliares se utilizan en cáculo armónico, incluyendo:

  • 3.14 o número Pi.
  • 0.5 (\(\frac{N}{2}\)). Nótese que \(\phi +\frac{1}{\phi}\) es equivalente a \(\sqrt{0.5*10}\).

Para aplicar las ratios de Fibonacci y los complementarios necesitamos al menos cuatro puntos al los que llamamos A, B, C y D.

Puntos AB=CD, retroceso y expansión de Fibonacci.

Las ratios se miden en función de la diferencia de precios o alturas de los cuatro puntos entre ellos. Lo importante no es la longitud de las líneas que los unen, sino la diferencia de altura.

En el caso de la imagen anterior, los puntos serían los siguientes:

  • AB = 1 o 100% del intervalo de precios de referencia.
  • AC = 0.618 o un retroceso del 61.8% respecto a la longitud recorrida entre AB.
  • CD = 1 de expansión o una distancia igual a AB que ha sido recorrida desde el punto C hasta el punto D.

Así pues, los números inferiores a 1 son retrocesos y los superiores a 1 son extensiones. Y todas estas ratios hacen referencia a un segmento llamado AB, que representa la altura o diferencia de precios entre un nivel de precios A y otro B.

Este patrón AB = CD, en el que tras un retroceso C, luego se produce una expansión de la misma longitud que el segmento AB es muy frecuente. Existen diferentes formas de determinar cuándo un patrón AB=CD va a comenzar o terminar, no obstante lo importante es entender el concepto subyacente más que cómo asignar correctamente un punto A en una gráfica, cosa que se aprende de forma natural al estudiar gráficas.

Aplicación de la teoría de negociación armónica

De los números de armónicos presentados anteriormente, los más importantes son 0.618, 0.786, 1.27 y 1.618. El resto de números se suelen usar para complementar las extensiones y retrocesos del segmento AB calculados en base a los cuatro números anteriores. Por ejemplo, si la extensión 1.27 de AB coincide con la extensión 2.24 de BC en el punto D, tenemos una confluencia de ratios que otorga mayor significación a ese nivel de precios.

Donde concurren estos niveles se espera que haya reacciones importantes en los precios, en concreto, se estudian los patrones que definen qué niveles de precios van a ser puntos probables de retorno del precio. Dicho de otra manera, se sabe que esos niveles producen que el precio deje de avanzar y retorne hacia su origen cuando llega a los mismos. Este hecho se estudia, determinando qué relación hay entre los segmentos ABCD, y a veces otro principal llamado X; así como otros segmentos secundarios que pueden incluso ser A,B,C,D,a,b,c,d,X, etc…

El punto de partida es comprender que ABCD para AC=0.618 suele corresponder con AD = 1.618 y que AC=0.786 suele corresponder con AD=1.27, por lo que en función de los retrocesos iniciales, las expansiones suelen tener unas magnitudes proporcionales. Retrocesos de tan solo 0.382 suelen corresponderse con expansiones extremas que pueden fácilmente llegar a 2.618 o 3.14.

A efectos prácticos, si entramos en una operación por el motivo que sea y vemos que ese nivel corresponde con un retroceso en el nivel 0.786, es prudente tomar beneficios en el nivel 1.27 como mucho y esperar a ver qué sucede para decidir seguir en el mercado, entrar o salir.

Scott M. Cartney, el negociador armónico

De la decena aproximada de libros que he leído de trading con Fibonacci, sin duda el libro «The Harmonic Trader», escrito por Scott M. Cartney es el punto de partida; incluso el texto suficiente para entender los pormenores de la negociación armónica. Sus otros tres libros de la serie «Harmonic Trading» son más avanzados y no suplen la información de este primero, imprescindible.

El resto de libros que he leído sobre trading de alta probabilidad, trading con Fibonacci no me han valido para nada y por ese motivo desaconsejo la lectura de otros textos sobre este tema, de no ser que se haya antes completado la lectura de la obra de Scott M. Cartney en cuanto a negociación armónica.

Por si queda la duda, la siguiente gráfica de 5 minutos de GBPUSD del viernes pasado ilustra perfectamente los principios mencionados en el artículo.

En primer lugar, los dos retrocesos que sufre el precio mientras desciende, se detienen al llegar al área del 0.618.

Si calculamos las expansiones que sufren los precios tras romper el primer nivel de soportes, calculando el segmento principal XA = 1 y las proyecciones desde C hacia abajo, en relación a la longitud de XA, podemos observar cómo también se respetan los niveles de Fibonacci y cómo se crea un fuerte soporte en el nivel 1.618; tal como era de esperar tras una secuencia de retrocesos hasta 0.618. Además, el nivel D, en el que el precio sufre un brusco retroceso corresponde con la conclusión del patrón XA=CD (equivalente al principio de AB=CD, cuando solo hay 4 puntos).

Como conclusión, la negociación armónica de precios no es sencilla. En este artículo presento principios de la misma, no una estrategia de negociación basada en armónicos. Si ya cuentas con una estrategia propia, el análisis de armónicos puede ayudarte en gran medida para entender cuándo te encuentras en soporte y cuándo te encuentras en resistencia, así como para entender si la oferta o demanda tienen probabilidades de estar exhaustas, en contra de lo que intuitivamente la gráfica de precios o tus indicadores te están mostrando.

La forma de comprender el trading basado en series de Fibonacci es mediante el análisis de patrones armónicos, un tema más avanzado a la vez que imprescindible para poder empezar a aplicar el análisis armónico de precios a una estrategia de trading determinada. En la siguiente imagen se observa la estructura de un patrón tipo Gartley 222, en el cual, si se dan las condiciones favorables y se forma la estructura descrita, se vende en el punto D.

Patrón Gartley 222

Son los patrones los que nos ayudan a interpretar el estado general de la estructura de los precios. En mi caso, la estructura de la sesión diaria, en la de un inversor, la estructura de precios de los últimos años; pues si tienen una cosa es que los patrones técnicos son válidos para cualquier marco temporal. De hecho cuando empecé a practicarlo, lo hice con gráficas de 1 minuto, pues los patrones técnicos son totalmente fractales.

En la imagen siguiente comparto un análisis de armónicos realizados sobre un simulador de trading, que utilizo a menudo, con datos reales de EURUSD.

Análisis de armónicos de precios en EURUSD H1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.